¡Muy buenas, amante de Guayaquil!